Te echo la charla

Esta es realmente mi especialidad: echar la charla, así, sin más. He estudiado mucha Teoría psicoanalítica, admiro a  profundamente porque era un gran filósofo aunque el pobre tenía una vida sexual bastante pobre, de ahí le viene que todo al rato hable de sexo, trauma sexuales, tensión sexual no resuelta, complejos de Edipo, matar al padre, poseer a la madre… Vamos que el hombre hacía lo que podía con lo que tenía, o sea, como todos, pero el inventó el Psicoanálisis y, bien mirado, es un gran invento.

Freud decía que el autoanálisis era imposible porque entonces no existiría la enfermedad. Pero bueno, una cosa es que le admiremos profundamente y otra muy distinta, que le hagamos caso.

Sí, el  no sólo es posible sino que es deseable. En el templo de Delfos estaba inscrita la leyenda: “Conócete a ti mismo”

Esa es la manera de vencer a la enfermedad, una enfermedad hoy muy común, como en los tiempos de Freud. Si entonces había Malestar en la cultura, hoy es malestar en el todo, en todo, en todas partes. Estamos deprimidos, tristes, agobiados, estresados, sin tiempo, de muy mala hostia…

No podemos cambiar el mundo de esa manera pero, lo peor es que nos sentimos impotentes ante esta mierda de mundo, no podemos hacer nada… Conozco excusas baratas para casi todo, esta de no podemos hacer nada se lleva el premio gordo.

Conócete a ti mismo, ¿quien te ha dicho que no puedes hacer nada?, ¿cuánto tiempo llevas mamando? Creo que nos la enseñan desde la cuna: no cariño, no te subas al columpio que te vas a caer. No, amorcito, eso caca. Sr. Pelaez su trabajo de Naturales es deficiente, así no va a llegar Ud. a nada. No, no te molestes en irte porque, ¿adónde vas a ir sin mi? tú no eres nada…

Hay que conocerse, hay que preguntarse, hay que criticarse duramente amigos, llevamos años ignorándonos a nosotros mismos, no sabemos nada acerca de nosotros y, aunque te parezca egoísta, no hay nadie más importante que uno mismo; luego, claro, los demás son muy importantes pero, si no mejoramos nosotros ¿cómo vamos a relacionarnos con los demás?, ¿igual que siempre? es decir, ¿como hasta ahora?

Los demás no son la fuente de nuestros problemas, quitando a los políticos idiotas que nos gobiernan, la fuente de los problemas que tenemos está bastante más cerca de lo que pensamos, ¡ah! que no lo habíamos pensado…

Pensar es libre, gratis, da placer, aporta un halo de misterio aunque siempre corres el riego de que te consideren un vago…Pensar está mal visto pero, ¿qué le voy a hacer? soy filósofa y quiero difundir las bondades del pensamiento.

Esto es el primer ejemplito de charla, a mis amigos y familia los tengo hartos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s