“LO DE DIOS”

Así le llamaba mi profesor de Historia de las religiones y de Filosofía de la religión, el muy muy estimado y excelente Dr. D. Manuel Fraijó: “Lo de dios”

¿Alguien de vosotr@s ha reflexionado puramente sobre “lo de dios”? Porque hay maneras y maneras de cagarse en dios. Willy Toledo muere por la boca como un pez y ¡pum! va y se caga en… Palabras, son sólo palabras… La iglesia católica lleva cagándose en dios toda la vida y, por supuesto, no con meras palabras, no, la iglesia católica se caga en dios todos los días de hecho.

¿Cómo se puede pertenecer a una religión que viola lo más sagrado que existe? Sí, ¡oh! mortales, lo más sagrado que hay en este pobre mundo nuestro son l@s niñ@s, no dios, ni el espíritu santo ni la virgen María. La infancia, la naturaleza de la que forma parte.

Pero claro, ¿quién ha pensado alguna vez “lo de dios”? ¿Sabes tú algo verdadero de dios? ¿Conoce Willy a dios? ¿Tienes idea de qué es lo sagrado? Parece evidente si te das una vueltita por las noticias, redes, informaciones; que dios es lo de menos, el caso es estar más encabronado que los demás y saber más y tener la razón sobre el temita.

Lo que entendemos por dios es sólo un concepto vacío impuesto desde fuera, no alumbrado desde dentro. Como nunca hemos pensado y/o sentido puramente a dios, no tenemos la menor idea de lo que pueda ser. Nos sirve lo que nos diga ¿la iglesia católica o cualquier otra? Y no advertimos nunca que dentro de algunas religiones se viola, se asesina, roba, intriga, prevarica, se hace el mal en su amplísimo significado. ¡Ah! y si hablas con ateos, agnósticos, escépticos, antidios de cualquier forma, obsérvese que a dios siempre lo tienen presente y más arraigado que muchos creyentes.

Desde que tenemos noticias, todo ha sido y es dios, montañas, piedras, mares, gatos, un escarabajo, el sol, la luna y las estrellas, un río, una persona, una vaca o una cabra, los árboles… Ahora, lamentablemente, dios es sólo mero papel moneda.

Dios, los dioses, lo sagrado y misterioso es un invento humano (¿de quién si no?) tan antiguo como la humanidad; es un concepto que antes, quizá estaba lleno de significado y ahora está vacío y se habla vacíamente de ello.

Dios no está ahí fuera, dios está aquí dentro y, de dentro sale afuera llegado el caso pero, además, gracias a que puedes observarlo siempre fuera, sería deseable que lo llenases de significado ahí dentro. Sí, me contradigo, está fuera y dentro. Dios no es una cosa razonable, es el misterio, lo sagrado, lo numinoso. Pensarlo y sentirlo, verlo puramente como algo nuestro, algo que nosotras también somos. Lo dijo Hobbes en su famosa frase al principio del Leviatán: “El hombre puede ser un dios para el hombre” Luego ya viene lo del lobo, que se usa mucho y siempre para justificar lo injustificable. Estoy harta de oírlo, mejor la primera parte de la frase ¿no? Es un poquito más inspiradora.

Sí, tú eres dios, yo también, Manuel Fraijó, Willy a su manera bocas… No, las religiones que violan, matan, roban, hacen el mal no son dios, son el lobo que es el hombre para el hombre. ¡El único enemigo del oso es el oso! (Gracias por decirlo tan bonito El Meister)

Pero ¿es necesario ser lobo para luego ser dios? No lo sé, no lo sé; me acuerdo de los Eloi, esa raza medio tonta de tan buena de La máquina del tiempo de H.G. Wells. Quizá sea un prejuicio mío que me hace ver el mal como algo imposible de erradicar de la faz de la tierra, otros días pienso que es posible pero no lo sé.

Wittgenstein dijo:”Alguien, algún día, en algún lugar, nos hará la liquidación”. Creo que seremos nosotras mismas, nuestra conciencia que nos llama y no nos dice nada porque ¿hace falta que lo diga?

En fin, no sé si has observado el cielo estrellado, a cualquier niñ@ mientras juega, una hoja de árbol al trasluz, una imponente montaña o la naturaleza asombrosa que nos rodea de vez en cuando. No sé si has visto claramente que formas parte de un todo porque aquí estás o, tienes esa especie de sentimiento oceánico que describe Freud al principio de El malestar en la cultura ¿Qué tienes tú en mente?

 

No sirve que Spinoza dijera Deus sive natura, dios o naturaleza aunque, ¡voto a bríos! es la definición más amplia y preciosa que conozco. No sirven de nada los cuentos que cuenta cualquier religión, cuentos hechos por humanos para humanos, las vacas no construyen catedrales ni tienen Papa pero, ojo, también son sagradas.

Lo que te puedo decir no tiene punto de comparación con lo que no puedo expresar, pues eso creo que es dios… Y es necesario pensar antes de hablar o de actuar.

Anuncios

Philosophia

Pienso luego existo gracias a Descartes.

Persigo ideas como Freud para ver adónde llevan.

Sigo como un dios a la naturaleza imitando a Cicerón.

Me atrevo a saber como Kant.

He consagrado mi vida a la verdad siguiendo a Schopenhauer.

Tiré la escalera que usaba Wittgenstein para subir al mundo de los conceptos.

Vuelvo a la pureza de la vida, si bien en una reflexión que se eleva sobre ella, igual que Husserl.

Sólo sé que no sé nada por Sócrates, el iluminado.

Me salto las barreras del saber emulando a Derrida.

Comprendo, cada día, la banalidad del mal que descubrió Hannah.

Contemplo, cada día, la idea platónica del bien.

¡Veo cosas que jamás creéis!

Soy una anormal que piensa: me hice la pregunta por el ser porque me lo rogó Heidegger.

Pero sobre todo: no me confundáis con otro, que pedía Nietzsche.

Don’t give up!

¡Muera la causalidad! ¡Viva la casualidad! Es la ley que rige en las apariciones de Selavy.
Voy al baño de un restaurante, me miro en el espejo ¡et voilá! ¡Se materializa a mi espalda!
-¡Joé Rrose, qué sustazo!
-No soy un producto de tu mente, listilla, me estaba orinando.
-¿Orinando? ¡Dios santo! Orina, orina…
Nos sentamos en una mesa y pedimos S.O.P.A., es nuestro alimento predilecto. ¿Coincidencia o… pura casualidad? chi lo sa…
-¿Y ese punto rojo del entrecejo?
-Vengo de la India… tú verás…- y se encoge de hombros deliciosamente, inocentemente…
– O sea, ¿el Mahabharata?- Y como tiene por costumbre, se levanta y recita el famoso pasaje de Yudhisthira y un rakshasa (¿genio?que al final, resulta ser Dharma, el padre de Yudhisthira…)

Imagen

D: ¿Cuál es la más valiosa de todas las posesiones?
Y: El conocimiento.
D: ¿ A qué debemos renunciar para volvernos agradables?
Y: Al deseo.
D: ¿Qué es el dolor?
Y: La ignorancia.
D: ¿Y qué es la ignorancia?
Y: No conocer el propio dharma.
D: ¿Qué es lo más asombroso del mundo?
Y: Que viendo como mueren a diario incontables personas nos comportemos como si fuésemos inmortales.
D: ¿Cuál es el camino?
Y: Las escrituras difieren entre sí. Las leyes son distintas y los ascetas tienen diferentes opiniones. El camino es el sendero trazado por los grandes seres.
Se vuelve a sentar y me dice: ¿Comprendes?
– Sí, sí, Selavy, te comprendo pero, ¿qué hacer cuando todo se sume en la desesperanza?
– ¡Los grandes seres! ¡Los grandes seres! Lo seres mezquinos no merecen la pena…
-O sí Rrose ¡hay que sacarlos de ahí! ¿entiendes? El placer y el dolor de los infinitos mundos están en mi (recito yo también a Vyasa…) ¡Siento su dolor!
– Tienes razón listilla y venerable alma de cántaro, tienes razón pero, ¿tú crees que los grandes seres agotan su lucha?
-Ya, hasta el último suspiro no cejan, me hago cargo pero, ¡qué cansancio! y, sobre todo ¡qué hartura Selavy! ¡C’est la vie!
– Pues por eso precisamente, sigue tu dharma y mantente alejada de toda influencia tóxica porque, esto es un salvesequienpueda en toda regla.
– ¡Mira el mundo! ¡Sus habitantes!
– Ya,- y se encoje, otra vez, delicadamente de hombros- han perdido la pureza…
– Hay que ser cool, hipster, foddie, trendy, it girl, etc. etc… o cualquier otra falsedad por el estilo…
– No desesperes, es el precio que hay que pagar para alcanzar la pureza.
– La pureza es la verdad y Pursewarden dice que no se la puede obligar, que hay que esperar a que ella misma suplique.
-Pues ya suplicará, ya suplicará…
– O no…
– Estás muy agorera y no molas.
-¿Quizá el glutamato monosódico me haga reaccionar?
– No creo que esta sopa lo contenga pero… si va a ayudarte… La vida no puede soportarse sin lenitivos que dijo Freud, hay gente que toma paroxetina y/o coñac.
– Ya, pero yo quería lograrlo por mi misma. Y… (se me atragantan las palabras.)
– He venido a ayudarte bobita.
-Pues llevo más de un mes en la ruina espiritual que es la chunga, de la otra ni hablemos… podías haber venido antes, casi… (y me ruedan por las mejillas dos cristalinas lágrimas que denotan mi mucho sufrir.)
– Soy como Vyasa, aparezco en el momento oportuno, si no, ¿para qué?
– ¿El übermensch nietzscheano?
– La transhombra de hoy día ¿no has visto a Conchita?
– ¿Y, entonces?
– Evidente querida asna, el superhombre es la mujer, sea como sea, así, en abstracto, en concreto, aquí o allá. Love warriors.
-Lo veo, lo veo… Por eso tú…
-Si, por eso yo.
– ¿Y quizá yo…?
– Sí, quizá tú… Don`t give up.
– Don´t give up, don´t give up… estoy conmovida y profundamente agradecida, soy tu humilde asna feliz.
– ¡Pues rebuzna bien alto! porque el lenguaje, si se quiere, también es silencio…