DES-OBEDECE

Después de una sobredosis severa de Babelias, me encontraba en puro trance en el quicio de la puerta de la cocina cuando, aparece Rrose…
-Hombre ¡Rrose! ¡qué alegría me da verte! pero… ¿como te has materializado?
-Es que te has dejado la puerta abierta… No soy un producto de tu mente listilla. (Y va y se ríe de mi, como es más alta pues…)
-Bueno, bueno, eso lo veremos…pero, ¿dónde has estado todo este tiempo?
-En Siberia intentando buscarme la vida. He expiado todos mis pecados, o casi todos…
-Vamos, que has estado leyendo a Tolstoi…
leon-tolstoi
-Y a Dostoievski…
-Pues menos leer y más hacer que dijiste que me ibas a ayudar a mundanizar la filosofía y hay mucho que pensar.
-Lo llevas claro bonita, Wert ha dicho que la filosofía es inútil, y la música, y el arte…
wert
-Pero bueno Rrose ¿qué sabrá ese ectoplasma? Es evidente que las clases de filosofía, música y arte se las fumaba el muy pillín. Yo que sé, estaría dedicado a cosas útiles: especula y escurre el bulto, habla y que suba el pan, pon cara de malvado y ríete asquerosamente, etc… cosas útiles. Para él claro. No hay que hacer caso a los ignorantes porque no saben de lo que hablan…
-Más razón que un santo, tú digo, no Weeeeeert (y expulsa un gasecito de lo más punk.)
-Rrose, ¡por dios! mantengamos la compostura, vivamos en la luz. Y ya que nos acometen enemigos tan poderosos, primero tendremos que socavar los fundamentos del sistema.
-¡Abajo los sistemas! cualquier sistema, todos los sistemas, muera el sistema. ¡Ah! ya veo, por eso han quitado la filosofía…
-Me alegro de que te des cuenta Rrose, después de todo, lo de Siberia te ha venido bien. Ellos han heredado su sistema, su metafísica, que es sólo economía inmoral, inhumana. Nos la imponen y nosotros que no sabemos lo que es la filosofía obedecemos como borregos.
-Pero ellos tampoco saben lo que es la filosofía…
-¡Quiá! ¿Qué van a saber? son putos robots, ¿no los ves? Infelices, ignorantes, estúpidos, malvados. Zombies, muertos en vida. Su mierda de sistema no lo han creado ellos. Ellos son borregos obedientes igual que nosotros…
-Bueno, bueno querida, tú y yo, aun siendo iguales estamos tendiendo al conocimiento ¿no es eso, en verdad, la filosofía?
-Sí Rrose o debería decirte ¿Selavy?
– Mejor Selavy, selavy, y nadie se da cuenta de lo que es. Estamos ciegos ¡ay! que me pongo a llorar, estamos solas…
-Pero somos fuertes, inventamos sistemas, conocemos la libertad, el bien, la belleza, el amor, la paz. Mientras quede alguien que vea la realidad…
-Tendremos que atrincherarnos en alguna azotea, vendrán a por nosotras, intentarán hacernos como ellos. Zombies.
-Veremos, a lo mejor algún día se dan cuenta de la importancia que tiene pensar, construir tu propia metafísica, ser libre, ser feliz… Lo que viene siendo filosofar…

(Querida e improbable lectora o lector como dice Manuel Rodríguez Rivero, he puesto dos fotos de dos personas opuestas entre sí. En fin, descubre las diferencias…)

Independizarse de las circunstancias

«¡Ay! Qué difícil es para un hombre mejorar cuando sólo tiene malas influencias… ¿Llegará algún día en que ya no dependa de las circunstancias? A mi entender, la perfección consiste en eso.[…]

Mi principal error… es que he confundido el perfeccionamiento con la perfección. Hay que empezar por conocerse bien a uno mismo, conocer sus defectos e intentar corregirlos, en lugar de proponerse como meta la perfección, que no sólo es imposible de alcanzar en un punto tan bajo como en el que estoy, sino que … te priva de toda esperanza de poder alcanzarla.»[1]

¡Qué circunstancias tan desesperantes! Las cosas están mal, en realidad llevan mucho tiempo mal pero ahora… están empeorando: Sigue leyendo